Seleccionar página

Es muy común encontrar a personas interesadas en conocer el “secreto” que tienen aquellos que, curiosamente, consiguen sistemáticamente la mayoría de sus objetivos. El problema empieza por buscar un “secreto”, la razón por la que la mayoría de las personas que se hacen esta pregunta no consiguen sus objetivos, es que creen que tiene que haber “una manera fácil, rápida y sencilla” que simplemente las personas exitosas no quieren compartir.

El secreto para alcanzar cualquier objetivo es tener compromiso.

Comprometerte con tus objetivos es lo que te va a permitir conseguir más de todo eso que quieres conseguir a lo largo de tu vida.

Pero, al mismo tiempo, comprometerte con algo es una tarea complicada, no consiste en levantarte por la mañana ultra motivado y en que todo suceda mágicamente hasta que llegue a ti lo que quieres, por sí solo. Comprometerte con lo que quieres demanda de ti que tomes decisiones. Me explico.

Empezar a tomar decisiones significa que tendrás que comenzar a renunciar a algunas ideas u opciones, para poder aceptar otras. Decidir significa tener que elegir una opción y descartar otras. Y para comprometerte con algo, deberás dejar otras cosas de lado a favor de aquellas que sí debes realizar y que están alineadas con tus objetivos. Así que, una persona de éxito pasará mucho tiempo tomando decisiones, unas más sencillas y otras mucho más duras.

Este es realmente el secreto, es la clave, para que tu compromiso hacia algo te proporcione los resultados positivos que buscas. Y para que puedas apostar de manera firme por ese objetivo que tienes:

deberás tomar decisiones, cortando relación con personas que te lastran, con trabajos que o nutren tus metas, con malos hábitos, etc., y deberás dedicar más de tu atención y de tu tiempo a esas otras opciones que favorecen más a ese objetivo que quieres conseguir, ya sea un objetivo de salud, en tus negocios o en tu vida personal.

El compromiso solo funciona cuando comienzas a tomar las decisiones correctas.

CÓMO TOMAR MEJORES DECISIONES

Pero tomar decisiones no solo consiste en hacer un solo cambio, y ya está, todo será mejor.

Cuando tomas una decisión, debes ser consciente de todos los demás cambios que la rodean, y que son necesarios para que puedas llevar a cabo tu decisión.

Por ejemplo, digamos que has tomado la decisión de perder grasa. Tu decisión es clara: quieres reducir tu grasa, quieres adelgazar. Pero, para que esa decisión puede hacerse realidad, debes prestar atención a todos los pasos que deberás dar para que esa pérdida de grasa suceda.

Deberás ser una persona más activa o incluso hacer ejercicio, deberás controlar las calorías que comes para comer menos calorías, tendrás que elegir mejor los tipos de alimentos que comas, y tendrás que seguir esos nuevos hábitos en los que comes menos durante varias semanas y varios meses para acumular los resultados que te permitan perder, por ejemplo, los 5Kg de grasa que te has propuesto perder, entre otros muchos detalles que pueden rodear a todo este proceso de “perder grasa”.

¿Ves a dónde quiero llegar? Detrás de cada decisión, existen multitud de acciones que debemos conocer y llevar a cabo para hacer realidad esa decisión.

Esta es la parte en la que la mayoría de las personas fallan a la otra de ponerse objetivos, ya sea en sus negocios, con su salud o en su vida: No prestan atención a los múltiples detalles que harían realidad la decisión de cambiar que han tomado.

Y como no son conscientes o no prestan atención a todos estos detalles, a todas estas acciones necesarias para conseguir que los cambios sucedan, no hacen realidad su decisión.

Cuando tu decisión de perseguir un objetivo o de hacer algún cambio se queda solo en tu cabeza, es porque estás cometiendo este error catastrófico.

CONSIGUE TU OBJETIVO POCO A POCO

Solo cuando entiendes que para alcanzar un objetivo debes aprender a tomar estas decisiones intermedias que te van a acercar al “objetivo final”, estarás listo para alcanzar cualquier objetivo, sin importar lo ambicioso que sea.

Al fin y al cabo, todo gran objetivo se consigue de manera progresiva, a través de tomar una serie de acciones, o tomando una serie de decisiones más pequeñas que se acumulan.

Por ejemplo: Esta semana decides crear tu propia web, la segunda semana decides crear tu propio producto y ponerlo a la venta en la web, la tercera semana preparas todo lo que corresponde a las pasarelas de pago y todos los apartados legales de tu web, y la cuarta semana ya podrás comenzar con la promoción y el márketing.

Como puedes ver, para alcanzar el objetivo final de este ejemplo que sería “ganar dinero vendiendo mi producto online”, sería necesario tomar una serie de decisiones intermedias para poder acercarnos al objetivo final.

Tener todas estas decisiones intermedias, tener todos estos “pequeños objetivos” que forman parte del objetivo final más grande, también nos permite tener objetivos más manejables y más alcanzables, además de que si detallamos en un papel antes de empezar que tendremos que hacer todas estas tareas intermedias, también tendremos un genial “mapa de ruta” a seguir, y sabremos exactamente qué es lo que tenemos que hacer para acercarnos a nuestro objetivo final.

Y, por si fuera poco, tener una lista de objetivos más pequeños y alcanzables, va a aumentar nuestra motivación y nuestra autoestima a medida que los cumplimos, además de que nos va a llevar más cerca del gran objetivo final.

TOMA LAS DECISIONES CORRECTAS

No todas las decisiones son correctas para conseguir alcanzar un objetivo favorablemente, e incluso podemos tomar decisiones que pueden provocar que nunca consigamos un objetivo en lo absoluto.

Por eso es importante:

  • Tener la información correcta
  • Y poder ejecutar las acciones correctas, con ayuda de esta buena información, para alcanzar resultados sólidos y duraderos.

No cualquier decisión es válida, así como no cualquier información, ni cualquier acción, es la correcta para conseguir lo que queremos, para que sea sostenible o para poder seguir multiplicando nuestros resultados en el futuro.

Y es por esto, por lo que muy pronto podrás profundizar mucho más en todo esto sobre toma de decisiones, Organización, Planificación y creación de objetivos, en mi nuevo curso online, para asegurarte de que fijas los objetivos correctos para tu objetivo tanto en los negocios, como en la salud o en cualquier otro apartado de tu vida o de trabajo.

Si quieres que te avise cuando lance este nuevo curso de Organización y Planificación, y tener ventajas exclusivas para acceder, envíame un mensaje a través de mi página de “Contacto” con el asunto “Curso Organización” pidiéndome que te mantenga informado, y no te olvides de clicar en la casilla de “Deseo recibir información sobre las novedades y servicios de saludrealista.com” para que pueda escribirte (sino, simplemente no podré avisarte!).

RESUMEN

Sigue estos pasos para alcanzar cualquier objetivo:

1- Comprométete.

2- Toma las decisiones correctas y ejecútalas.

3- Acumula resultados a corto plazo llevando a cabo estas decisiones, para acercarte a tu gran objetivo a largo plazo.

Escríbeme tus objetivos en los comentarios y qué estás haciendo para conseguirlos. Así podré aconsejarte y ayudarte a alcanzarlos más rápido.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios analizando su navegación en nuestra web y cómo interactúa con nosotros para poder mostrarle publicidad en función de sus hábitos de navegación. Para consentir su utilización, pulse el botón “Acepto”. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad